Gastronomía

Visita el restaurant Brazas Villarrica

El puelche, fuerte viento norte típico del sur de chile, nos dio la bienvenida a uno de los restaurants predilectos de quienes viven en la bella localidad de Villarrica. A pocos metros del lago y con una vista privilegiada, Brazas Villarrica nos recibió con los brazos abiertos, consigna el portal Chile Gastronomía.

Uno de sus dueños, Enrique Aspe, quien fuera subchef ejecutivo del Hotel W, se mueve como pez en el agua, recibiendo a todos sus comensales como si estuvieran en casa. Calidez y amabilidad son algunos de puntos a favor de este sureño restaurant, cuyo salón principal es rodeado por distintas variedades de vinos y por la infaltable parrilla, capitaneada por el simpático Rafhael Guendelman, quien se luce en cada una de sus preparaciones. Se suma un salón más privado y una terraza para 70 personas.

Su carta, 80% dedicada a las carnes, cuenta con cortes tradicionales y carnes de la zona, siendo los favoritos el asado de tira y el lomo. En tanto, los fines de semana, las parrilladas mixta con pulpo y salmón y  la parrillada compuesta, son las favoritas, sumado su variedad en papas preparadas en diversos estilos.

El pisco sour dio inicio a nuestra cálida velada, para así recibir la 1° entrada a la parrilla consistente en unas mollejas con aderezo ¡de infarto! Una delicia, maridada con un petit verdot, vino de autor de Viña Casa Nicolás, exquisito. Acto seguido, continuamos deleitándonos con un filete con panceta, pulpo a las brasas, ensalada villarrica (para equilibrar y suavizar la cena), pimentones rellenos con carne, arroz y mozarella (amados) y unas sabrosas papas brazas horneadas con cebolla, tocino, mantequilla y vino blanco. El maridaje de estas delicias fue con un carmenere  de Viña Casa Silva. Cafecito y un delicioso postre de mousse de maracuyá, cerraron esa increíble cena.

Otro de los sellos distintivos de Brazas Villarrica es el profesionalismo en el servicio, siendo sus garzones capacitados constantemente para entregar una cuidadosa atención, tanto en la recomendación de sus vinos y preparaciones, y en el estar atentos en cada uno de los requerimientos de sus comensales.

Y es que desde los cinco años de su apertura, sus dueños Enrique Aspe y Heinz Night, se han ocupado de todos los detalles de este espacio, partiendo por la calidez del ambiente y la atención; que las preparaciones a la parrilla estén a cargo de un experto parrillero; integración de nuevas preparaciones a su carta dos veces al año; y ofrecer diversas promociones como el 2×1 en vinos Casa Silva  y Santa Rita.

“La propuesta gastronómica en un inicio era gourmet, pero la gente no enganchó, así es que decidimos poner cortes a la parrilla, pero con carnes tradicionales. Todas nuestras carnes son frescas y de raza Angus. Y nuestra idea, además, es que la gente venga a vivir la experiencia, con una buena atención y con el parrillero a la vista” señaló Enrique.

Brazas Villarrica es un imperdible de las tardes y noches gastronómicas frente al lago, siendo un lugar perfecto para quienes gustan de una buena parrillada, ricos vinos, ensaladas con productos locales y recomendaciones de la casa. Merecida nota 7 e invitados todos a disfrutar sus bondades.

¡Síguelos! Facebook:Brazas VillarricaInstagrambrazasvillarrica

Fuente: Chile Gastronomía, artículo de Carola Aliaga.

Comments

comments