Foto: WIP
Ruta del Vino

WIP recomienda: Polkura Syrah Secano 2015

No es raro escuchar a los productores de vino hablar de los problemas de agua. No hay rincón que se salve de ello. Hasta en el sur, el agua es un tema, aunque no por su falta, sino por el exceso.  Y así vamos, a unos muy pocos les sobra y a la gran mayoría les falta. Por eso al equipo detrás de la Viña Polkuraen la zona de Marchigüe, Valle de Colchagua, se les ocurrió intentar hacer un vino que no necesitara del riego; tal como dependían de ello sus viñedos iniciales, plantados en las laderas del cerro, consigna en un artículo la revista de vinos WIP.

La misión no era fácil, aquí les llueve en promedio, cuenta Sven Bruchfeld, unos 300 mm de agua al año, concentrada en el invierno, por lo que no es suficiente para regar  sus viñedos en laderas. Allí, donde la poca agua que cae se escurre en bajada y se pierde. Por eso para plantar sin tener que regar, com parte de un experimento al cual no le tenian mucha fé, decidieron ir hacia abajo, a lo plano del cmapo, y buscar un suelo bien profundo y frío, donde el agua se quedara  literalmente estancada, sin salida.

Para ayudar al nuevo viñedo que plantaron con Syrah y Garnacha, eso sí, regaron el primer año, y durante los cuatro años siguientes, cortaron toda posibilidad de cosechar sus uvas. ¿Cómo? Cosechando sus flores antes de que comenzaran a convertirse en granitos, para así quitarle esfuerzos a la planta hacia arriba, y dejar que concentrar su crecimineto hacia abajo; hacia las raíces. Asi fue como el año 2013  recién obtuvieron su primera cosecha. Una, que cuenta, Bruchfeld, resultó ser todo un patito feo. Pero como nada se desperdicia en un viñedo como este (que suma unas 25 hectáreas), dejaron a un lado el vino  hasta ver qué se les courria hacer con el; lo que era no más de dos barricas, una de Syrah y otra de Garnacha.

Al tiempo, volvieron a las barricas y sí, se habían convertido en cisne, bueno, sólo una de ellas. La de Syrah. Y fue así  como se terminó embotellando, como una producción muy limitada y que ha lleva su tercera versión.

Al vino le pusieron Secano, con la bajada de Dry Farmed, en honor a la pega que se dieron para no regarlo. Y vaya que valió la pena este trabajo. Curiosmanete, el vino resultó ser el más fresco de todos los Syrah de Polkura, y también el más nervioso; el que más me gusta. ¿Qué quiere decir nervioso?

Dificil de explicar, pero aquí vamos: imagínense un panel de control de un electrocardiograma, imagínense el una persona  agonizando, piiiii piiiii una señal débil, sin sobresaltos. Imagínense a otro  corazón latiendo fuerte, tu tu tu tu… dando brincos en la pantalla. Así  es un vino nervioso en la boca, dando saltos, mezcla entre tensión de taninos y frescura de la fruta. ¿Una volada? Sí, como la del equipo de Polkura, y a eso súmenle una visión muy responsable por las consecuencias de lo que pasa a nuestro alrededor. Porque como dice Bruchfeld, si el agua se acaba no es por culpa del calentamineto global, es por  culpa de la explotación desdemedida que estamos haciendo de ella.

Polkura Syrah Secano 20015 vale $23.000 y está a la venta en la nueva tienda online de MOVI,  https://www.movilatienda.cl/

Si quieren más descuento pueden comprarlo directo a la bodega Polkura (la caja  de 6 vale $108.000). #SuscriptoresWiP tienen descuento. 

Comments

comments