Gastronomía

Joel Solorza: “Brindo por el Liguria”

Brindo por el Liguria, porque como aire fresco, llegó con la democracia y ha sido parte de la historia republicana de este pequeño país durante los últimos 25 años.

El liguria ha defendido una filosofía, una forma de hacer las cosas, que tiene como centro el ser humano, porque han sido consecuentes con sus sueños, que no son otros que los de un buen chileno.

Me gusta el Liguria porque seguidamente voy con mis amigos a un largo almuerzo, o a una tenue borrachera nocturna. Fue el primer Bar donde fui con mi hijo y mi sobrino, a tomarnos nuestros primeros tragos juntos, a conversar cosas de grandes.

Me gusta el Liguria porque es un bastión de diversidad, cuando tanto se le teme a esta en el país.

Siempre han estado en mejora, en beneficio de sus parroquianos. Me gusta su estética disonante, sus canciones italianas. Por sobre todo, me gusta su gastronomía, sin alambiques, ni arabescos, ni espumas, ni otras copias. Me gusta esa gastronomía franca de sabores, que han estado por siempre en el cerebro gastronómico de Chile.

Me gusta su vocación de bar y restaurante de la frontera, por esos aires, donde uno sale de Santiago para instalarse en un lugar mítico, desaparece entonces el correr, el cansancio, la estupidez humana, las colusiones, los políticos corruptos, uno llega a ese lugar de Chile que está más cercano a Cofralander, o a la ciudad deleitosa en donde se olvidan los dolores. Ahí, toda la felicidad está a flor de mano.

Seguramente seguiré visitando cada cierto tiempo este lugar, en donde encuentro, algo de lo perdido en esta extraña modernidad, esa que nos ha hecho mirarnos con desconfianza, cargar con nuestras propias soledades, con nuestras solitarias angustias.

Acá recupero mi fraternidad de barrio, mi confianza solidaria mi esperanza en mejores días, en un país infinitamente más justo.

Brindo por su nueva apuesta, que a pesar de las infaltables aves agoreras que hablan de fracasos anticipados, ahí está lleno de parroquianos esperando una mesa para poder entrar.

El nuevo Liguria emplazado en donde alguna vez estuvo el centro cultural francés, al lado de la plaza del mulato Gil de Castro, ayuda a levantar un barrio en pleno centro de Santiago, lleno de historia y nostalgias.

Joel Solorza Fredes
Chef & Director de Gastronomía
Universidad de Las Américas

Comments

comments