Gastronomía

Patagonia Schokoland, la casa del chocolate patagónico en Santiago

A fines de enero abrió sus puertas en Santiago  Patagonia Schokoland, la primera casa del chocolate patagónico que invita a sus comensales a disfrutar del chocolate en toda su expresión descubriendo y valorando los detalles y lo simple.

Ubicada en Carmencita 106, en pleno barrio El Golf, Patagonia Schokoland es la concreción del sueño de la segunda generación de la familia Montecinos Kusch, fundadora de Entrelagos. Tres mujeres cuya historia de vida está ligada a la fábrica que partió inicialmente en el patio de su casa en Valdivia y que crecieron llenas de historias de chocolate y mazapán.

Cuarenta años después, Patagonia Schokoland viene a cumplir el deseo de superar las barreras geográficas y crear un nuevo refugio en Santiago: la casa del chocolate patagónico. “La idea es recopilar la identidad y los valores de Entrelagos para convertirlos en una experiencia que se viva día a día en esta casa. Una experiencia de sabor en torno a una gastronomía honesta y sustentable social y ambientalmente. Es demostrar que la conciencia a veces es más que la tendencia y que los proyectos, con amor y paciencia, pueden hacerse realidad honrando una historia que se reescribe día a día”, explica Francisca Montecinos, gerente general de Entrelagos y la mayor de las 3 hermanas.

Patagonia Shokoland es un lugar inspirado en Valdivia, la frontera norte de la Patagonia Chilena, y en la selva lluviosa de sus bosques, por lo que la ambientación juega un rol fundamental a la hora de construir este hogar.

Es un espacio que se vive en sus detalles, partiendo por una entrada especial para dar una acogedora bienvenida a un itinerario que invita a estar presente, explorar y jugar. La experiencia completa, tanto en el servicio, el espacio y los productos, fueron diseñados con atención, cuidado y cariño”, explica Fernanda Montecinos la “dueña de casa” en Patagonia Schokoland y segunda hija del fundador de Entrelagos, que será la encargada de transmitir la historia de la creación de la fábrica, además de los sueños y vivencias del sur.  equipo

Esa es la invitación del equipo de  Patagonia Schokoland: a compartir y a experimentar, pero especialmente a empaparse de lo que más aman y conocen: ¡el  chocolate!

Comments

comments