Turismo

Descubre Río Tranquilo y Glaciar Exploradores en la Carretera Austral

Compártelo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Puerto Tranquilo es una localidad que se ubica a 220 kilómetros al sur de la ciudad de Coyhaique y que tiene una población de aproximadamente 500 habitantes.

Considerando las condiciones del camino, por lo general el tiempo que se demora en llegar un vehículo particular es de 4 a 5 horas. Y en transporte público 5 a 6 horas. Es sin duda uno de los íconos turísticos de la región de Aysén, ya que su principal atractivo es visitado anualmente por miles de personas que llegan desde los más diversos países, consigna el diario El Divisadero.

Se trata del Santuario de la Naturaleza conformado por un grupo de islotes cuyas formas exteriores le ofrecen sus nombres: Catedral, Capilla y Cavernas de Mármol. A lo largo de milenios, el viento y el agua del lago azotaron con fuerza las piedras calizas hasta que dejaron al descubierto los estratos de mármol. Aparecen entonces los distintos colores del carbonato de calcio, el cuarzo y la limonita que ofrecen una gran variedad de azules grisáceos, rosados y blancos netos, a las cuales se accede a través de servicios de navegación ofrecidos por los operadores y empresas instaladas en la localidad.

Río Tranquilo ofrece buenos servicios de alojamiento y alimentación, además de otros servicios turísticos como excursiones guiadas al glaciar Exploradores. Se trata de una gran masa de hielo milenario que desciende del monte San Valentín, el más alto de la Patagonia (4.058 msnm), es la corriente noreste del Campo de Hielo Norte, un glaciar de valle que va desde los 180 a los 2 mil metros sobre el nivel del mar. Un glaciar que aún no retrocede, sin embargo, está perdiendo espesor rápidamente.

Ubicado 52 kilómetros al oeste de Puerto Río Tranquilo, se accede por un camino de ripio que conecta con Bahía Exploradores. El glaciar tiene una longitud total de 18 kilómetros y un ancho de 3 kilómetros, aproximadamente. En la actualidad, para visitar este glaciar existe un sendero interpretativo apto para todo público, que atraviesa un bosque siempre verde. Luego de unos 30 minutos de caminata por una empinada subida en medio del bosque, se puede observar una vista única al glaciar y al monte San Valentín, teniendo como telón de fondo el Campo de Hielo Norte.

Para llegar más cerca del glaciar, se debe considerar una caminata de 10 horas, de ida y vuelta, con equipo adecuado, por lo que se recomienda contactar a guías especializados. Durante el trayecto, se observan diversas formaciones en el hielo como cuevas, arcos, molinos de colores celestes, blancos y azules profundos.

Fuente: El Divisadero

 

Comments

comments

Compártelo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page