Cultura y Espectáculos

Hoy parte seminario de Astroturismo en La Serena

Por la extraordinaria calidad de sus cielos -transparentes, estables y con escasa nubosidad-, Chile se ha convertido en un laboratorio natural para la astronomía, concentrando hoy el 40% de la observación astronómica del mundo, gracias a más de una decena de instalaciones astronómicas, entre observatorios ópticos y radio observatorios.

La Región de Coquimbo ostenta un rol protagónico en el área, a través de los observatorios científicos La Silla, ubicado en la comuna de La Higuera; Observatorio Interamericano de Cerro Tololo (CTIO); perteneciente al consorcio AURA/NOAO (Association of Universities for Research in Astronomy/National Optical Astronomy Observatories), Gemini Sur (consorcio internacional) y SOAR (Southern Astrophysical Research) ubicados en la comuna de Vicuña; y Las Campanas (Carnegie Institution of Washington en asociación con la Universidad de Harvard y el MIT), donde funcionará el Telescopio Gigante de Magallanes (GMT).

En la década de 2020, Chile será con toda propiedad la ventana mundial hacia el universo, reuniendo el 77% de toda la ciencia astronómica existente, con la Región de Coquimbo profundizando su importancia en el estudio y conocimiento del universo.

Ésto se concretará mediante un verdadero hito de la astronomía científica: El Large Synoptic Survey Telescope (LSST), o Gran Telescopio para Rastreos Sinópticos, de 8,4 mts. de diámetro y emplazado en el Cerro Pachón, en la comuna de Vicuña, a 2.700 m.s.n.m.

Siempre en el norte de Chile, en la Región de Antofagasta y dependientes del European Southern Observatory (ESO), se ubican el Observatorio Paranal (Very Large Telescope), actualmente el complejo astronómico más avanzado y poderoso del planeta; y el Atacama Large Millimeter Array (ALMA), hasta la fecha el mayor proyecto astronómico mundial. A ello se sumarán grandes proyectos, como el Telescopio Europeo Extremadamente Grande (E-ELT) y la ampliación del Atacama Large Millimeter Array.

ASTROTURISMO EN LA REGIÓN DE COQUIMBO
La alianza entre turismo y astronomía es virtuosa y estratégica para la Región de Coquimbo. Por una parte, las actividades turísticas pueden contribuir a la divulgación de la astronomía y a la valoración social de esta disciplina (y de paso, a la protección de los cielos oscuros). Y, por otra, la astronomía le ofrece a la industria turística regional una posibilidad para diversificar su oferta, ofreciendo nuevos productos o complementando los ya existentes.

En este contexto, la Región de Coquimbo desde 2006 desarrolla el astroturismo, llegando en la actualidad a consolidarse con más del 50% de la oferta de astroturismo de todo el país.

Esta amplia oferta involucra más de 60 servicios turísticos relacionados a la industria del descanso astroturístico, incluyendo visitas nocturnas a los nueve observatorios turísticos existentes en la Región, los que conforman el circuito de astroturismo más grande del mundo; servicios de astrofotografía; visitas diurnas a observatorios científicos; actividades de trekking y cabalgatas nocturnas; y alojamientos tematizados.

Otros hitos de la Región de Coquimbo vinculados a la calidad de su cielo y la observación astronómica, y que fundamentan más aún su potencial de desarrollo del astroturismo, es la declaración de Reserva Starlight (Fundación Starlight) del Parque Nacional Fray Jorge, primera de Sudamérica y cuarta en el mundo; declaración en el Valle de Elqui del primer Santuario Internacional de Cielos Oscuros (Unión Astronómica Internacional y la Asociación Internacional de Cielos Oscuros) el ‘Gabriela Mistral’; el observatorio astronómico turístico más grande del hemisferio sur, el Cruz del Sur (Combarbalá); el primer observatorio astronómico turístico destinado exclusivamente a la observación solar, el Gran Observatorio Solar de Chile, GOSCh (Vicuña); y el observatorio astronómico turístico más visitado del hemisferio sur, El Mamalluca (Vicuña).

Además de los beneficios económicos del astroturismo (llegada de recursos frescos, aumento del empleo, diversificación y sofisticación de la economía), el astroturismo representa un sello de identidad regional, una marca y producto de exportación para los mercados emisores de turistas, quienes, además, pueden conocer y disfrutar otros atractivos turísticos complementarios cercanos: Sol y playas; gastronomía marina; parques y reservas naturales; ciudades y pueblos patrimoniales; valles de descanso, arqueología y aventura; vida nocturna, comercio y servicios, los que se ubican a pocos kilómetros de los lugares donde se desarrolla el astroturismo.

SEGUNDO SEMINARIO INTERNACIONAL DE ASTROTURISMO
Lunes 4  y martes 5 de diciembre 2017
La Serena, Región de Coquimbo, Chile

Comments

comments