Flickr
Patrimonio Turismo

Ferrocarril Arica-La Paz amplía su tramo turístico

Desde febrero pasado, el tradicional e histórico ferrocarril Arica-La Paz (FCALP) implementó un nuevo servicio: un tren turístico que unía la capital de Arica-Parinacota con el poblado de Poconchile, ubicado en el Valle de Lluta, a través de dos coches fabricados en Suiza en 1955 por la compañía Shindler, y recuperados por el Ferrocarril Arica-La Paz. 9 meses después, la empresa aumentará el trazado en territorio nacional de este servicio turístico.

El viaje comienza en la estación Chinchorro, al norte del Morro, en una antigua maestranza. Se interna por el valle de Lluta, culminando en la estación Rosario, en Poconchile. A partir del sábado 25 de noviembre el servicio se extenderá a 70 km hasta la Estación Central, a 1.481 metros de altitud, en la parte alta de Lluta y en el acceso al altiplano, según informa El Mercurio.

Este recorrido turístico es perfecto para conocer senderos -donde se hacen paradas-, iglesias, miradores, muestras gastronómicas, la vegetación  de Lluta (el valle agrícola más al norte de Chile), y vestigios arqueológicos.

Entre los destacados del viaje, -que es con un guía informando sobre los atractivos de la zona- merecen especial atención los geoglifos del Valle de Lluta.

En Poconchile, también podrá conocer la iglesia de San Gerónimo, del siglo XVIII, una de las construcciones más antiguas de la región.

Es importante destacar que este tren opera desde hace 104 años entre Arica y el fronterizo poblado de Visviri, priorizando el transporte de carga. Su construcción demoró 7 años, debido a las condiciones extremas (puna, altitud), y geográficas; siendo inaugurado en 1913. También resulta interesante el hecho que en mayo de 1928, Chile procedió a entregar a Bolivia -cumpliendo lo decretado en el artículo 3° del Tratado de 1904-,  la propiedad de la sección boliviana al vecino país, y quedando ambas secciones con administraciones autónomas.

 

 

Comments

comments