Foto: El País
Cultura y Espectáculos

Escritor chileno Guillermo Parvex: “Mi olor preferido es el de un buen asado”

El libro Un veterano de tres guerras, del escritor chileno Guillermo Parvex, no ha dejado de estar en el listado local de superventas desde 2015. Basado en los recuerdos del militar José Miguel Varela —fallecido hace unos 70 años—, Parvex relata en primera persona las experiencias de este hombre en la Guerra del Pacífico, las Campañas de la Araucanía y la Guerra Civil de 1891. Es un texto de aborda temáticas militares, sin duda, pero sobre todo un retrato ameno y coloquial del Chile extinguido de fines del siglo XIX. Con su último libro, Servicio secreto chileno en la Guerra del Pacífico, Parvex se consolida como uno de los autores favoritos de los chilenos, que a través de diversos títulos han comenzado a revisitar su propia historia, en entrevista con el diario español, El País.

Mi hermano que ya no está.

¿Qué libro le cambió la vida?

Un veterano de tres guerras, que me permitió ingresar al mundo de la literatura.

¿Qué personaje de la historia de Chile se asemeja a usted?

Sería demasiado presuntuoso nombrar a alguno.

¿Para qué sirve la historia?

Para no cometer grandes errores del pasado.

¿Qué piensa de la historia oficial de los países?

Incompleta. Siempre hay espacios para profundizarla o conocerla desde otra perspectiva.

¿Con quién le gustaría sentarse en una fiesta?

Con el comediante chileno Coco Legrand.

¿Qué significa ser un escritor?

Un desafío muy gratificante.

¿Qué libro regalaría a un niño para introducirlo en la literatura?

Papelucho, de Marcela Paz.

¿Cuál es su lugar favorito en el mundo?

Mi casa.

¿Le gusta su país?

Demasiado.

¿Le acomoda ser un superventas?

A veces no. Prefiero que me cataloguen solamente como un escritor.

Respecto a su trabajo, ¿de qué está más orgulloso?

De haber contribuido a reencantar a los chilenos con la historia.

¿Qué libro le hubiese gustado haber escrito?

Recuerdos del pasado, de Vicente Pérez Rosales.

¿Cuál es el mejor consejo que le dio alguno de sus padres?

Hacer lo que sea correcto, sin importar lo que otros piensen.

¿Cuándo fue más feliz?

Cinco veces: cuando me casé y cuando nació cada uno de mis tres hijos y luego mi nieta.

¿Qué lo deja sin dormir?

El cansancio extremo.

¿Algún sitio que le inspire?

El desierto de Tarapacá.

¿El mejor regalo que ha recibido?

Mi familia.

¿Le da miedo decir a quién vota? ¿A quién?

Sí, es algo privado.

¿Qué le diría a la presidenta Michelle Bachelet?

Que su primer Gobierno fue bueno.

 

¿Olor preferido?

El de un buen asado.

Si pudiera adquirir cualquier pintura, ¿cuál sería?

La fundación de Santiago, de Pedro Lira.

¿Lo último que compró y le encantó?

Un helado.

¿Lo que está deseando comprarse?

Nada.

¿La última comida que realmente le sorprendió?

Ají relleno con centolla.

¿Qué música escucha en el coche?

Serrat, Illapu, Oreja de Van Gogh, Mercedes Sosa.

¿Qué espacio de su casa es su favorito?

El jardín.

¿El mejor regalo que ha dado últimamente?

Un viaje.

¿A qué edad se dio cuenta de que quería ser escritor?

Antes de los 40.

¿Qué le asusta?

Depende del momento.

Si pudiera tener un superpoder…

Tener y dar felicidad siempre.

¿Qué es un buen fin de semana?

Uno con armonía y con alguna comida especial.

¿Libro electrónico o de papel?

De papel.

Termina la entrevista de El País.

 

Comments

comments