Ruta del Vino Turismo

10% de turistas que entra a Chile visita una viña

El enoturismo continúa marchando a paso acelerado, tratando de recuperar terrenos en una industria que partió tarde versus sus competidores internacionales. Efectivamente, Chile es el cuarto exportador de vinos en el mundo, pero el enoturismo ha explotado apenas en los últimos 20 años.

Pese a esto, el Servicio Nacional de Turismo (Sernatur) afirmó que el 10% de los turistas extranjeros visitó una viña nacional en 2016. “En 2005 recibíamos 250 mil visitantes en las viñas y hoy en día estamos recibiendo 75o mil”, dijo a la agencia de noticias EFE la directora del Sernatur, Marcela Cabezas, agregando que el enoturismo sustentable es uno de los pilares de la promoción turística del país en el mundo.

Uno de los principales destinos es El Valle del Maipo, en la Región Metropolitana, donde llegan cada año a cerca de 40o mil personas.

Esta es la zona vitivinícola más visitada de Chile, por delante de los valles de Colchagua y Casablanca, de acuerdo a las cifras manejadas por el Sernatur. Pero un gran porcentaje de las visitas se concentra en grandes viñas, que ya tienen una experiencia en la recepción de turistas, sobre todo brasileños y argentinos, quedando un desafío para las viñas pequeñas y medianas en relación con concretar un circuito atractivo para el extranjero.

Muchos de lo tours a viñas vienen incluidos en los paquetes  turísticos, debido al auge vitivinícola chileno.

En la mayoría de dichos tours se incluye visita a los viñedos, al espacio de elaboración industrial del vino, restaurante, degustación y sala de ventas. Algunos más sofisticados han incorporado museos al interior del recinto, hoteles, rodeo, juegos de polo, y otros elementos. El desafío es la diferenciación y el concepto de “experimentar” el proceso.

 

 

Comments

comments