Actualidad

Chañar y copao, frutos que podrían prevenir la diabetes

Un estudio de la Universidad de Talca demostró que pueden inhibir metabolismo de carbohidratos y grasas, y aumentar defensa contra el estrés oxidativo.

El chañar es un fruto del norte, cuyo árbol, de igual nombre, llega a medir siete metros y es capaz de resistir grandes sequías.

Otra cactácea silvestre nortina, Eulychnia acida, produce el copao, un fruto rico en potasio y vitamina C muy similar a la tuna. Ambos frutos fueron estudiados por Felipe Jiménez-Aspée, académico de Ciencias Básicas Biomédicas de la U. de Talca, quien descubrió que podrían prevenir la diabetes y la inflamación, consigna La Tercera.

Hace cinco años que el investigador estudia los compuestos fenólicos (químicos propios de las plantas con capacidad antioxidante) de algunos frutos nativos de Chile -como parte de una tesis- y se fue interesando en las propiedades terapéuticas de estos frutos y descubrió que son ricos en antioxidantes, que poseen propiedades antiinflamatorias e inhibidoras de algunas enzimas relacionadas con el metabolismo de los carbohidratos y las grasas.

La zarzaparrilla y el miñe-miñe o frambuesa patagónica también fueron parte del estudio. En todos descubrieron estas propiedades.

El chañar es capaz de inhibir las enzimas alfa amilasa y la alfa glucosidasa, relacionadas con el metabolismo de los carbohidratos y por lo que, en teoría, podrían disminuir la absorción de éstos y colaborar en la lucha contra la diabetes. Las muestras también fueron activas para la lipasa, enzima relacionada con el metabolismo de las grasas y que al inhibirla podría reducir la absorción de grasas desde la dieta.

“Son estudios in vitro. La idea es continuar con la investigación clínica de lo que ya hemos probado en el laboratorio”, dice.

Guillermo Schmeda, académico del Instituto de Química de Recursos Naturales de la U. de Talca y presidente de la Sociedad Internacional de Etnofarmacología, agrega que el chañar es más activo que el copao para combatir la inflamación, pero por sus características son diferentes. “El chañar se presta más a ser procesado; el copao, para ser consumido fresco. El sabor ácido del copao requiere para muchos agregar algún edulcorante, tiene alto contenido de vitamina C y como todo fruto de cactácea, alto porcentaje de agua”, dice.

¿Es recomendable incorporarlos a la dieta? “Nuevos sabores enriquecen nuestras vivencias y llevan a opciones más equilibradas de ingesta de nutracéuticos”, señala Schmeda.

Comments

comments

Etiquetas