Gastronomía

Las Lanzas: clásico ñuñoíno, con comida de restaurante y “pinta” de fuente de soda

Las Lanzas es lo que se dice un clásico. Un clásico que existe de 1964, con sabor español pero también con mucho sabor chileno; con mucho de restaurante y mucho de fuente de soda.

Una mezcla que, sin embargo, no puede obviar un hecho que sí es ineludible: Las Lanzas tiene sabor, color, y audio estilo Ñuñoa. En su twitter se declaran con vocación de barrio.

Con dirección establecida en Humberto Trucco 25, Las Lanzas está a 5 ó 7 metros de la esquina Irarrázaval, en Plaza Ñuñoa.

La cazuela, la escalopa y la mechada compiten con la Lengua de vacuno, los Callos a la Madrileña y el Pulpo a la Gallega, así como comparten con Barros Lucos, chacareros, churrascos. Las Lanzas es un constante cambio, donde puedes ir a almorzar un buen plato español, tomarte una cerveza con amigos para matar la tarde o ir a comer para el bajón de hambre en la noche.

Siempre ha estado ligado a la “movida cultural”. De hecho tiene su muro de los famosos al interior. A propósito del 5 de octubre, los dueño aseguran que los creativos de la franja del NO vinieron a ver el debut televisivo en el bar.

Puede que se demoren en atender, pero la comida vale la pena. Si quiere mantel blanco no es el lugar; si quiere estar tranquilo con su pareja, necesita suerte; si quiere pasarlo bien y comer rico con los amigos, lugar indicado. La plateada es exquisita. Según mi acompañante, la lengua está perfecta.

Y si no, vaya igual, porque es un clásico. Ñuñoíno, español, con comida de restaurante y pinta de fuente de soda…

 

Comments

comments