Foto: Informe Especial
Actualidad

“Sólo puedo decir que estoy arrepentido”, aseguró joven que empujó a fiscalizadora del Transantiago

“Solo puedo decir que estoy arrepentido de lo que hice y que ojalá algún día me perdone ella y su familia”, fueron las palabras de Pablo Alarcón, estudiante de psicología de 22 años quien el pasado 15 de junio empujó a María Angélica Vargas, fiscalizadora del Transantiago en Maipú -accidente que casi le cuesta la vida-, cuando fue bajado de un bus por no pagar su pasaje.

Alarcón, quien actualmente cumple prisión preventiva en la cárcel Santiago I por el delito de homicidio frustrado, fue entrevistado en exclusiva por el programa Informe Especial de TVN.

“Yo no soy un evasor, el historial de mi tarjeta dice que yo cargaba constantemente la tarjeta y que pagaba. Yo cuando pasé mi tarjeta no tenía saldo y empecé a pedir pacíficamente si me podían dejar pasar, que estaba apurado, que tenía un trabajo importante, que iba atrasado”, explicó Alarcón.

A lo anterior agregó que la fiscalizadora que lo encaró le dijo que no lo dejaría pasar. “La discusión empezó a subir de tono (…) Cuando voy saliendo del paradero hacia el Metro, iba saliendo, me devolví y empujé a una fiscalizadora que no tenía nada que ver con la discusión”, agregó Alarcón a Informe Especial.

Consultado  por qué empujó a la mujer, aseguró que no tiene una explicación. “Sólo puedo decir que estoy arrepentido de lo que hice y que ojalá algún día me perdone ella y su familia”. Añadió que “no está mal que yo esté preso, es justicia divina. Estoy pagando mis actos, soy mayor de edad y respondo por eso. Espero que algún día me pueda perdonar”.

Además agregó que piensa en indemnizar a la trabajadora afectada. “Me gustaría poder terminar mis estudios y trabajar, ejercer mi profesión para pagarle una indemnización”, dijo.

Comments

comments

Logiciel

Latam Santander