Pacifico Group
Actualidad

El déficit fiscal del Gobierno creció US$15 mil millones en 2 años

Hace dos años, el titular de Hacienda Rodrigo Valdés, lanzó un ambicioso plan para reducir los gastos del Estado, sin embargo, el desbalance fiscal ha crecido con fuerza durante su gestión, ya que pasó de -1,6% del PIB en 2014 (equivalente a US$4.581 millones) a -3,1% este año (US$8.278 millones), consigna hoy el diario electrónico El Líbero.

En febrero de 2016, agobiado por el menguado crecimiento económico y el excesivo gasto fiscal, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, anunció un paquete de medidas de austeridad de recortes en el gobierno por US$540 millones.

“Como todos los chilenos entienden, los gastos permanentes requieren de ingresos permanentes para ser financiados. Y cuando hay noticias que cambian los ingresos permanentes es necesario recalibrar los gastos permanentes. Eso es lo que estamos haciendo con este ajuste”, dijo Valdés.

El paquete de “medidas de austeridad” consistiría en reducir las horas extra, honorarios, funciones críticas, adquisición de bienes y servicios como estudios, pasajes, fletes, publicidad y gastos de representación, junto con una rebaja de 1/3 del gasto para renovación y adquisiciones de vehículos.

Sin embargo, contrario a los deseos del ministro de Hacienda, durante el año después de su anuncio las cifras muestran el efecto contrario a la austeridad.

Y es que si entre marzo de 2015 y febrero de 2016 -justo un año antes del anuncio-, el gasto en personal del Estado fue de $7,3 billones, ese monto se elevó a $8 billones entre marzo de 2016 y febrero de 2017. Es decir, un incremento neto de real de 6,3%, que equivale a $717 mil millones o US$1.086 millones.

Sin embargo, hay otro dato aún más relevante que muestra que el manejo de las finanzas fiscales del ministro Valdés ha estado divorciado de sus intenciones y declaraciones.

En 2015, el déficit fiscal subió a 2,1% (US$5.410 millones), y no ha dejado de subir desde entonces, llegando a 2,7% (US$6.792 millones) en 2016 y a un peak de 3,1% para este año, de hecho, esa cifra no se veía desde la crisis internacional subprime de 2009, en que el déficit fiscal alcanzó -4,3%.

Esas cifras contradicen su afirmación de que “estamos mostrando que este gobierno, como todos los anteriores, han sido muy responsables con las políticas fiscales”, que emitió en octubre de 2016 al presentar el presupuesto público de 2017.

Lo concreto es que el déficit público ha crecido casi cinco veces durante esta administración de Bachelet, ya que lo recibieron en -0,6% en 2013 y lo entregarán en -3,1%.

Cecilia Cifuentes, economista del ESE Business School, afirma que el gasto en burocracia sigue creciendo a un ritmo real varias veces superior al del PIB y, por otro lado, “se sigue alimentando el discurso de los derechos sociales, se sigue adelante con la gratuidad en la educación superior, y se han seguido aprobando reformas contrarias al crecimiento”.

Link a artículo completo en El Líbero

 

Comments

comments