Centro Salud y Vida
Política Presidenciales

Carlos Peña: “Guillier y la utopía tonta”

El rector de la UDP le aclara al candidato Alejandro Guillier que “sin partidos políticos, la vida en común queda entregada al entusiasmo fugaz de las asambleas, a la simple hipnosis de un liderazgo carismático, a la seducción transitoria de la mera popularidad”.

Carlos Peña en su columna dominical de El Mercurio, se dirige al candidato PR-PS-PC-PPD y le aclara los vínculos entre partidos políticos y democracia, a raíz de las numerosas afirmaciones del candidato de que él no está dentro de la “clase política”, que es independiente, por lo que el rector asevera que la situación “de Alejandro Guillier se trata de una política intelectualmente confusa“.

“Los partidos y la democracia están indisolublemente unidos. No hay democracia allí donde no hay partidos, es decir, agrupaciones que inspiradas en una idea o en un relato compiten por hacerse del poder del Estado. Sin partidos políticos, la vida en común queda entregada al entusiasmo fugaz de las asambleas, a la simple hipnosis de un liderazgo carismático, a la seducción transitoria de la mera popularidad.”

Luego agrega que: “Pero, aunque parezca increíble, justamente eso -partidos que deben hacer como que no existen y un candidato que simula no necesitarlos- es lo que al parecer cree, y lo que es más alarmante, parece creer en serio Alejandro Guillier“.

Lo sentencia luego: “Desgraciadamente Guillier -con esa vaguedad que ya casi exaspera, con esa sencillez que tiene la irrefutable apariencia de la ignorancia- no ha explicado aún qué es eso mismo en lo que no habría que caer“.

Más adelante, ataca a los partidos de la Nueva Mayoría que nada hacen ante el candidato que los desprecia: “Y ahí está la centroizquierda, en indigna actitud borreguil, aceptando que Guillier insinúe que puede haber Guillier sin partidos“.

Terminando con que “un líder que crea que puede prescindir de ellos (los partidos)  relacionándose directamente con la ciudadanía, o no entiende nada o está simplemente engatusando: o enarbola una utopía tonta o una fraudulenta“.

Link a columna completa en El Mercurio

Comments

comments