Centro Salud y Vida
Opiniones

¿Cuántos Somos? Esta vez nos dirán la firme

Por Facundo Morales Quiroga ( Un ciudadano de a pie)

Escribo esta crónica hoy 19 de abril, día del censo , evento excepcional en nuestro país, dado que según he venido escuchando, el anterior, “no sirvió” y prueba de ello, es que cada tanto, distintas autoridades del actual gobierno nos señalan que “no sabemos cuántos somos” (sic)

Desde el sentido común y como ciudadano común y corriente, reflexiono en torno a las descalificaciones y aseveraciones de los actuales expertos del Instituto Nacional de Estadísticas, los cuales tienen como respaldo referencial, el “nefasto” recuento de hace cuatro años. Observo por televisión a la señora Clark, directora del INE, la cual mantiene un permanente rictus de alegría en su rostro.

Me pregunto: ¿realmente la autoridad no tiene datos respecto al total poblacional y sus respectivas extrapolaciones y análisis?. A lo menos raro. Para qué existen entonces instituciones como el Registro Civil, Policía Internacional, Aduanas, El Servicio Nacional de Salud, Carabineros, la Policía de Investigaciones y un largo etc. ¿ Posee el INE la capacidad de análisis estadístico?

Hace unos cuantos años, un querido amigo sociólogo me regaló un libro de su autoría, en el cual se explicaba en concepto de la “minería de datos” o “data mining” como también es conocido esta técnica informática que, literalmente lo que hace es “tamizar” los datos almacenados en las “memorias” de las organizaciones para encontrar “claves de valor” que luego orientan acciones estratégicas. Con ello, por ejemplo, los supermercados, saben con una exactitud matemática la masa crítica que conforman sus clientes con sus respectivos nombres y perfiles de comportamiento consumidor. Lo mismo hacen otras organizaciones, como aquellas que lo vigilan digitalmente cada vez que usted enciende su computador.

En definitiva, dado las enormes acumulaciones de información virtual, que en la práctica son verdaderos “tesoros” del cual se puede deducir información relevante. Y si ello es así, ¿por qué no se aplica lo mismo en la actividad censal?. ¿Acaso un censo no es una inferencia estadística?. De hecho en algunos países europeos, les basta un recuento parcial a una muestra poblacional para proyectar y establecer las grandes cifras que luego serán empleadas en la planificación de las políticas públicas respectivas.

¿Qué pasa en Chile?, ¿Acaso el Registro Civil no posee la datos información poblacional con exactitud?. Por lo demás, en el mundo actual, todos nuestros datos son conocidos por diversos sistemas, en otras palabras, ya no existen sujetos anónimos, se sabe lo que hacemos, se conocen todos nuestros hábitos, los cuales además, quedan registrados a merced de quienes tienen la capacidad para cruzarlos y analizarlos al detalle, sino, pregunte al Servicio de Impuestos Internos. Google, tiene “mapeado” el planeta y Chile no es la excepción, desde ese universo digital, se sabe al detalle la utilización del espacio público y los tipos de vivienda que existen, al margen de numerosos otros datos.

Me quedo con la sensación que los burócratas de siempre no han hecho su trabajo y a cambio de ello, nos damos el gustito de paralizar el país para desarrollar un ejercicio anacrónico y lleno de improvisaciones que le costará al erario público una cifra nada despreciable.

Termina el día y en las noticias muchas personas señalan que los censistas no concurrieron a sus domicilios, otros, sencillamente rechazaron ser censados, ya que no se sienten ciudadanos chilenos. Dicho sea de paso, a ellos no se le aplicarán las multas con las cuales nos amenazaron si alguien se negaba al recuento de marras.

¿Usted cree de verdad que en esta jornada nos contamos todos?

Esperemos a ver que nos dice la señora Clark y su jefa. Ojalá también alguien de respuesta a mis dudas.

Comments

comments