Foto: AFP
Mundo

EEUU desafía a Rusia con ataque a Siria

Buques de guerra estadounidenses ubicados en el Mediterráneo lanzaron 59 misiles de crucero Tomahawk a un aeródromo militar en Siria.

Recordemos que esta semana, el martes 4 de abril, un ataque del régimen sirio contra la provincia rebelde de Idlib, aparentemente llevado a cabo con gas sarín, dejó más de 80 civiles muertos.

Pues bien, la respuesta a dicha masacre, que causó horror en todo el mundo, recibió respuesta de Washington. El punto principal de este ataque, sin embargo, fue el fuerte desafío que efectuó el mandatario estadounidense Donald Trump a Rusia e Irán, aliados del régimen de Bashar Al Assad.

Vladimir Putin mantiene relaciones cercanas con Siria y colabora en la lucha contra el Estado Islámico (ISIS). EEUU, hasta ahora, había tolerado a Al Assad en el poder, pese a querer inicialmente derrocarlo, con el objetivo estratégico de vencer a ISIS. Un dato importante es que Rusia había adevertido a la ONU que un ataque norteamericano podría tener “graves consecuencias”.

Pero Trump finalmente decidió que es interés de EEUU “prevenir y disuadir la propagación y uso de armas químicas mortíferas”. Trump asegura que “no existe ninguna duda” de que el ataque con armas químicas fue utilizado por el ejército de Bashar el Asad, violando sus obligaciones bajo la Convención sobre las armas químicas, e ignorando las instancias del Consejo de Seguridad de la ONU”.

EEUU pidió “a todas las naciones civilizadas a unirse a nosotros en el intento de poner fin a la masacre y el derramamiento de sangre en Siria”. Francia y Canadá ya han respondido positivamente a este llamado.

El balance sirio en seis años de conflictos es de más de medio millón de muertos y varios millones de refugiados.

Comments

comments