Pacifico Group
Foto: BBC
Mundo

Venezuela: entre el autogolpe y su corrección

Se aquietan las aguas en Venezuela a esperar la próxima tormenta, que sin dudas volverá a romper la tranquilidad.

Esta semana la población venezolana debió asistir a la pérdida de las competencias de la Asamblea Nacional (su parlamento) en las manos del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Es importante dejar en claro que la oposición hace 15 meses tiene mayoría en la Asamblea, por lo que en dicho período se ha producido una fuerte discusión entre el parlamento y la suprema, que ha buscado restarle competencias en forma permanente.

La pasada semana había logrado quitarle inmunidad parlamentaria a sus integrantes, pero la gota que rebasó el vaso fue el asumir sus funciones legislativas.

Desde la OEA, que calificó de “autogolpe”, hasta diversos países que, más fuerte o más blando, criticaron o expusieron su preocupación por lo ocurrido, Nicolás Maduro pasó uno de sus momentos más complejos desde su asunción al poder.

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz -relacionada con el chavismo en su momento- salió también al ruedo planteando que las sentencias del Tribunal Supremo sobre la Asamblea Nacional violaban el orden constitucional. ¿Heroísmo o salida estratégica?

Porque el paso final fue de Maduro. El viernes en la tarde salió a recular. En declaraciones en un seminario -tras casi dos días de silencio- dijo que el “impasse” entre la Fiscal Ortega Díaz y el Tribunal Supremo de Justicia sería superado. Habló de diálogo. Hizo una conferencia. Se acompañó del supremo de justicia y el jefe del ejército. Y dio por superado el “impasse”. Ah, y al día siguiente se juntó con Ortega Díaz.

Después de que Mauro asegurará correcciones, el Tribunal Supremo de Venezuela suprimió las partes de las sentencias de la polémica, con lo cual dejó de atribuirse las competencias de la Asamblea Nacional.

Y se acabó la tormenta. Pero debajo del agua quedaron miles de venezolanos en las calles, instituciones aún más debilitadas y un país que sufre de falta de confianza en su viabilidad.

 

Comments

comments