Centro Salud y Vida
Wellness

Saltarse el desayuno aumenta en 20% los niveles de ansiedad

La oferta hotelera siempre va un paso más allá para solucionar las necesidades de sus pasajeros. Una de ellas es ofrecer una experiencia sobresaliente al comenzar el día, para que ningún pasajero se pierda el desayuno. Esta preocupación hace eco al reciente estudio del Imperial College London, que confirma lo que ha sido siempre parte de la sabiduría popular: no ingerir alimentos al desayuno incrementa en un 20% la ansiedad por ingerir alimentos altos en calorías.

“El no desayunar o estar muchas horas sin alimento, envía una señal de alerta a nuestro cerebro provocando la acumulación de grasa y que tengamos más hambre durante el resto del día”, argumenta la nutricionista Katherine Gallardo, y agrega que “el sobrepeso se relaciona directamente con la falta de un buen desayuno, además de provocar dolencias como gastritis, así como aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas”, comenta Gallardo, citando también la investigación de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard. Ese mismo informe, expone que los hombres que no toman desayuno tienen un 27% más de posibilidades de sufrir una enfermedad cardiaca.

DESAYUNAR FUERA DE CASA

Estar lejos de casa, no debería ser una excusa para evitar el desayuno. Según explica la especialista, durante las horas de sueño utilizamos energía para dormir, por lo que necesitamos recobrarlas con un desayuno equilibrado.

“Consumir este primer alimento es fundamental para empezar la rutina de los viajeros o jornada laboral, ya que la falta de energía afectaría nuestra concentración y memoria”, comenta la experta.

En esta línea, considerando el boom turístico que ha presentado el país en los últimos 15 años, la industria hotelera debe considerar dentro de sus servicios una oferta apropiada a sus clientes. En este sentido, el sector hotelero ha incorporado diferentes regímenes alimenticios para los huéspedes. Por ejemplo, en el caso de Hotel Courtyard Santiago Las Condes, el buffet matutino es uno de los pilares para garantizar a sus huéspedes una mejor estadía en la capital. Ingerir un desayuno balanceado permite recorrer y disfrutar con energías los panoramas que ofrece Santiago, una de las ciudades más importantes de América del Sur.

“Nuestro desayuno es libre y cada huésped escoge qué comer, de acuerdo a sus necesidades y gustos”, informa el Gerente General de Courtyard Santiago Las Condes, Eduardo Yoshimoto. “Integra distintos alimentos que los huéspedes pueden elegir, como frutas frescas, leche, pan de diversas variedades, cereales, omelettes y huevos en sus distintas preparaciones, entre otros productos que pueden combinar para obtener una variada y completa nutrición diaria”, argumenta Yoshimoto, agregando además que este desayuno es disfrutado por los visitantes, “en un ambiente con luz natural, techo alto y la amabilidad de la gente del hotel, características que ayudan a empezar bien el día, bajando los niveles de ansiedad al estar en un ambiente seguro y acogedor lejos de su casa”.

Comments

comments