Centro Salud y Vida
Opiniones

Pollo Véliz insiste: Castillo con límites

pollo-veliz

Por Leonardo Véliz, columnista de La Tercera.- 

En el firmamento del fútbol conviven dos espacios: uno monumental y otro diminuto. Sin embargo, atraído por sus destellos de estrellas muertas y superficiales luces, paradojalmente es el grande quien gira alrededor del pequeño. Ahora el centro del universo es el planeta de los pequeños. Ese mundo inventado, alimentado de mitos y leyendas de los corrientes, es difundido por todo el orbe. Y éste los sacraliza.

Los excepcionales son pocos, pero brillan con luz propia. Los pequeños son muchos y necesitan acomodadores con linternas.

En realidad, el mundo del fútbol del “lo más importante es no perder” está prácticamente matando la gallina de los huevos de oro al menospreciar el fundamental buen juego y la habilidad de sus protagonistas. Intereses ajenos se han impuesto sobre la calidad del juego.

La semana pasada en el webshow El Deportivo de La Tercera dije “Castillo es un jugador limitado” y di mis razones con fundamentos técnicos. Estas palabras corrieron como reguero de pólvora y la bomba estalló en los cruzados y los Pumas de México. La ira, odio, cólera, intolerancia no se hicieron esperar. Hasta amenazas de muerte me llovieron de tierras aztecas. El club también envió su mensaje. Me imagino la espuma escurriéndose entre sus comisuras por tocarles a su ídolo circunstancial.

¿Por qué ofende la palabra limitado? ¿Por qué no pueden reconocer sus debilidades futbolísticas? ¿Han escuchado decir a un jugador, soy goleador pero no tengo dribling, amagues ni fintas? Incluso Zamorano carecía de esa habilidad. Pero cabeceaba como los dioses. Campos, del Ballet azul, y Dabrowski, del Colo Colo 91, tampoco eludían a su abuelita ¿Es verdad o mentira?

Pero con terno y corbata puedo decir; soy impuntual, desmemoriado, violento, flojo, apolítico, no sé cantar rancheras… Allí creemos ser honestos.

Hemos creado figuritas de barro, ni de plomo para la colección ni de papel para completar el álbum. La masa inconsciente los devora, los traga saboreando la tierra. Urgen mejores cocineros en el castillo de la comarca.

Comments

comments