Centro Salud y Vida
Ciencia y Tecnología Cultura y Espectáculos

Estudio concluye que propagación de la peste negra fue por red medieval de comercio y peregrinación

El Triunfo de la Muerte

Un nuevo estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ilustra de qué manera la Peste Bubónica, o Peste Negra afectó a las ciudades medievales en función de su posición dentro de la red de comunicaciones de la época. Entre sus conclusiones, se plantea que su propagación estaría ligada a la red que en el medioevo existía en materia comercial y las peregrinaciones de la época.

Es sabido que la comunicación entre núcleos de población es un elemento fundamental en la expansión de una enfermedad. De este modo, la existencia de puntos mejor conectados entre si, sea por razones comerciales, turísticas o de otra índole, son más expuestos a sufrir consecuencias de la propagación masiva de una enfermedad.

Y esta es una de las principales conclusiones del estudio elaborado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) cuyos resultados, basados en las pautas de expansión de la Peste Bubónica a mediados del siglo XIV, han sido publicados en la revista Scientific Reports. http://www.nature.com/articles/srep43467

“Hemos descubierto que las ciudades con una posición más central dentro de la red y las más conectadas eran más vulnerables a las enfermedades y sufrieron la plaga con mayor severidad. Además, también eran más propensas a que los brotes se repitiesen por causas externas”, manifiesta el investigador del CSIC José María Gómez, de la Estación Experimental de Zonas Áridas.

El estudio destaca que saber si los nodos centrales, además de alimentar la propagación de las epidemias, son más severamente afectados por las enfermedades, incluso en las redes de transporte moderno resulta crucial para identificar las poblaciones humanas más vulnerables.

Esto es especialmente relevante para aquellos lugares en el mundo que aún están aislados de las redes de transporte globales y donde los patrones de propagación podrían incluso estar muy cerca de los patrones observados en las redes medievales.

“Si la historia proporciona pistas para entender el futuro, enfocar nuestro esfuerzo en nodos vulnerables puede ahorrar tiempo y recursos al mejorar nuestra capacidad de controlar epidemias mortales”, asegura el estudio.

La pandemia conocida como Peste Negra arrasó con Europa entre los años 1346 y 1353, en los cuales la población del viejo continente se vio diezmada en proporciones de entre el 30% y el 50%, según diversas fuentes.

 

Comments

comments