Centro Salud y Vida
Mundo

Padre Naddaf: “Israel es el único país que defiende a los cristianos en Medio Oriente”

Vestido con la sotana y el sombrero negros característicos de su condición de sacerdote de la Iglesia Ortodoxa Griega, el padre Gabriel Naddaf acude a la entrevista pactada con La Tendencia en el Café Punto C de calle Moneda.

Su aspecto llama la atención pero más lo hacen sus declaraciones respecto a la realidad del cristianismo en el medio oriente.

El padre Naddaf tiene origen árabe, pero vive, practica y lidera al cristianismo oriental en Israel. El reconocido líder espiritual apoya el regreso de la religión de Cristo a sus orígenes más puros, al retorno a las prácticas del casi desaparecido idioma Arameo.

En su currículum destaca haber sido juez en los tribunales religiosos de la comunidad y portavoz del Patriarcado Ortodoxo Griego de Jerusalén. Además fue uno de los fundadores del Foro de Alistamiento de Cristianos de habla árabe en las Fuerzas de Defensa de Israel.

Ha sido un defensor de la integración de los cristianos árabes al ejército, policía y Estado de Israel. Esto lo ha convertido en una persona controversial, que ha sido criticada fuertemente por sectores árabes y paralelamente ha recibido el reconocimiento del gobierno israelí.

Padre Naddaf ¿Cómo es ser cristiano en Medio Oriente?
El cristianismo en el mundo oriental a lo largo de su historia ha sido de persecuciones, a diferencia de como se ha vivido en el mundo occidental. En todos los países del medio oriente, donde los gobiernos son dictatoriales o musulmanes, los cristianos no pueden vivir con naturalidad como se acostumbra en este lado del mundo.

¿Qué opciones tienen los cristianos en dichos países?
Los cristianos deben pagar un alto precio por entregar el mensaje de Jesús, el mensaje cristiano y el mensaje de amor. El mayor precio es el de su vida. Sus opciones son sólo dos: abandonar sus lugares de nacimiento para ir a sitios más seguros como refugiados y si prefieren quedarse serán asesinados.

¿No hay más opción?
No hay más opción: arrancar o ser asesinado

¿Cómo es el cristianismo oriental?
La historia del cristianismo del mundo entero nace del cristianismo de oriente y este nació del judaísmo. Recordemos que Jesús era judío, María y José también lo eran.

Las raíces de la Ciudad Santa también nacen del judaísmo. Por eso sentimos que pertenecemos al pueblo judío y que somos hijos de la tierra de Israel. Nos sentimos hermanos de los judíos, mucho más que los cristianos que viven en los países europeos, que no sienten ese vínculo. Mucha población de occidente rompió el lazo con este otro cristianismo.

¿Por qué se rompió?
En Europa la religión no es algo fundamental y en eso hay una responsabilidad de la Iglesia. Cuando la religión se mete en política e intereses pierde su norte. Eso es lo que vemos hoy y observamos como muchos fieles se van de la Iglesia. Este es el escenario en el mundo occidental, que le abre una entrada a los musulmanes que se acercan mucho más.
Cuando los europeos pierden su identidad cristiana, también desaparecen sus valores esenciales.  El principal temor es que en los próximos 20 años, Europa será absolutamente islámica. El Vaticano también piensa lo mismo.

¿Cuál es la responsabilidad del Vaticano en todo esto?
Hay una declaración del Vaticano que tiene 50 años en la que declaran oponerse al anti judaísmo y anti semitismo. Sin embargo esa postura está oculta pues sólo quedó en palabras sin ningún proyecto de ejecución. Cuando no hay un proyecto, no hay sobre que hablar. La declaración sigue guardada.

Sin un proyecto, ¿Cuál es su llamado?
Llamo a todos los líderes religiosos que hagan lo mismo que los evangélicos y protestantes, que es enseñar el amor a los judíos y al estado de Israel. Deben evitar lo que hacen algunas iglesias que no hacen nada y sólo promueven el odio al judaísmo.
Si permanecemos en silencio y no hacemos nada, no podemos esperar que el mundo no se convierta en antisemita y el daño a toda la humanidad sea mayor.
Ningún cristiano del mundo está contento con lo que está pasando en el mundo, pero nadie hace nada. No hay amor, no hay paz y no hay voluntad. Sólo hay odio, antisemitismo y guerras. Veo con temor que las grandes guerras del mundo tienen un origen religioso.

¿Por qué ha sido tan dramática la disminución de cristianos en medio oriente? Pasó de un 20% a un 5% de la población en los últimos años.
Hay una campaña en Medio Oriente para que el cristianismo desaparezca totalmente. En Belén, donde nació Jesús, sólo hay un 2.5% de cristianos. En Gaza sólo hay mil. En Siria hasta el 2012 había 2 millones, hoy sólo 250 mil. En Irak había 4 millones, hoy 350 mil. En unos cuantos años más, no vamos a encontrar cristianos en medio oriente, tampoco iglesias porque las van a destruir. El único país que cuida a los cristianos y al cristianismo, que les da libertad y libertad de religión en Israel.

¿Cómo es ser cristiano en Israel?
Somos una minoría. Hay aproximadamente 161 mil en Israel. Se han destacado con éxito en el mundo intelectual y cultural. La mayoría de los hijos de cristianos estudian en la universidad que los recibe con las puertas abiertas. Hay jueces, abogados, médicos, sacerdotes.
Llevo adelante la tarea de que los cristianos vuelvan a sus raíces arameas, para que puedan recuperar la lengua en que habló Jesús y se puedan hacer los rezos en este idioma. Ya conseguimos que el ministro del Interior israelí reconociera la identidad del mundo aremeo y cristiano.
El único estado que defiende a los cristianos en medio oriente es Israel. Hoy nos integramos a la vida del país. Hay cristianos en el ejército, en la policía y otros trabajan en el gobierno. Allá gozamos de libertad y de democracia. Yo puedo caminar con la cruz y nadie me dirá nada. Muy diferente es la situación en Gaza, Egipto, Irán, Arabia Saudita, donde no puedo vestir mi traje de sacerdote sin ser golpeado o raptado.

¿El estado de Israel es una solución para conseguir la paz?
En Israel están las raíces de todas las religiones. Judíos, Musulmanes y Cristianos venimos de la misma raza. La religión no debe separarnos sino unirnos, pues todos somos hijos del mismo Dios. Cualquiera que quiera puede vivir en Israel respetando al otro, al distinto, sin golpear su cultura ni su identidad. En Israel no hay lugar para el odio y para los perseguidos. Las leyes deben respetarse y deben ser duras con los que promueven el odio. A ellos hay que ayudarlos para que regresen al camino correcto.
La línea roja que no se debe cruzar es no tocar el derecho del otro a vivir. Si alguien toca tu derecho a existir debe ir a la cárcel y así evitar que hagan daño a los demás. En prisión, se busca corregir al ser humano. Se puede estudiar y salir titulado de doctor, de psicólogo, se puede ser profesional. Lo importante es que el agresor no ande libre por las calles asesinando gente o haciendo atentados. No queremos que se inmole para convertirse en un santo.

¿Duele el silencio de Roma?
Claro que sí, también me da rabia y me obliga a levantarme para actuar. Cómo se puede ver a los hermanos e hijos que están siendo asesinados y quemados y no hacer nada. ¿Qué clase de religión es esa? Está en nosotros hacer algo. Somos la mayoría buena, ellos son la mayoría mala que no hace nada.
Cuando hay gente hambrienta que quiere comer, ¿Le das comida o rezas por él? Jesús se paseaba entre los pobres y les dio de comer. Saló a los enfermos e hizo milagros. Jesús no sólo habló sino que también hizo cosas. Incluso dijo la gran frase “lo que quieren que hagan con ustedes, háganlo con los demás”. Es nuestra obligación es acudir al débil. Cuando me vaya al otro mundo, me van a preguntar que hice en la Tierra y que voy a responder?.
Debo levantarme y hacer actos. Si puedo mandar médicos para que ayuden a los que viven en la calle, lo haré. Es más, lo estamos haciendo con el programa “Médicos sin Frontera”, a través del cuál enviamos médicos a Irak, Siria, para ayudar a los refugiados. También les enviamos alimentos y entregamos estudios a los jóvenes. Hay otros que podrían mandar a sus ejércitos para salvar cristianos pero optaron por no lo hacerlo.
Incluso en Chile hay muchos palestino que tuvieron que abandonar sus lugares de nacimiento. Si seguimos recibiendo refugiados, vamos a vaciar el Medio Oriente.
Nuestra obligación sigue siendo hacer y no dedicarnos exclusivamente a hablar.

¿Qué mensaje le puede entregar a la sociedad chilena, una sociedad en su mayoría cristiana?
El mensaje para toda la sociedad es atacar el antisemitismo, atacar el odio, el racismo, porque todo esto sino lo hacemos nos traerá un exterminio. Debemos luchar contra las voces que promueven esto. Los invito a cuidar el estado de Israel, la cuna del cristianismo. Si Israel sufre y es exterminada, no quedará lugar en el Medio Oriente donde se pueda practicar nuestra religión. Si destruyen Israel, destruirán todo el mundo. Le pido a la sociedad que no permita que siga creciendo el odio hacie los judíos e Israel.

¿Cómo se combate ese odio hacia el antisemitismo y los judíos?
Hay que combatir a esos grupos que dicen defender los derechos humanos pues no los protegen. Gran parte del dinero que recaudan se los envían a terroristas que luchan contra Israel y no llega a las personas que lo necesitan. Son los gobernantes quienes lo reciben. Los terroristas siguen el camino del odio, de la destrucción. No hay ningún párrafo en la Biblia que diga que Dios boicotea a su pueblo.
Si encontramos críticas al estado de Israel, los caminos para corregir son otros y no lo es el antisemitismo. No hay país perfecto, todos requieren de correcciones. Debemos combatir la mentira y la hipocresía que promueven.
¿Donde estaban los defensores de los derechos humanos cuando el ISIS violó a 6.800 niñas, incluída menores de 9 años? ¿Dónde estaban cuando quemaron vivos a 86 niños cristianos? ¿Dónde están cuando persiguen, matan y violan a los cristianos coptos? Sólo escuchamos odio de ellos hacia el Estado de Israel.

Comments

comments