Pacifico Group
Mundo

Estado Islámico sin Ministro de Guerra

Estado Islámico perdió a su exitoso Ministro de Guerra y va camino a perder más.

Estratega muerto

Estado Islámico ya no cuenta con su Ministro de Guerra, quien antes fuera alumno estrella del espionaje de EE.UU. El Estado Islámico ha confirmado la muerte de Abu Omar al-Shishani, uno de sus mayores estrategas, que recibió formación militar de las fuerzas especiales de EE.UU.

Efectivamente, Estado Islámico ha confirmado la muerte de su ministro de Guerra, Abu Omar al Shishani (1986-marzo 2016). Las tácticas y estrategias de combate le reportaron a los terroristas una importante cantidad de triunfos iniciales. Su muerte representa, pues, una gran pérdida para los yihadistas, sin que sea claro quien podría reemplazarle con igual desempeño.

Ánimo, coordinación y reclutas

La muerte de Abu Omar al-Shishani está teniendo efectos inmediatos tres meses después. El primero ha sido el impacto en el estado de ánimo de los milicianos y mercenarios de Estado Islámico. La pérdida de este general ocurrió en momentos de repliegue sostenido de los terroristas en diversos frentes. Se les ha visto huir como nunca antes.

También les ha restado capacidad de maniobra en combate. La ausencia del ministro estratega “disminuirá su habilidad (de Estado Islámico) para coordinar ataques y defender feudos como Raqqa y Mosul”, considera Peter Cook, portavoz del departamento de Defensa de EE.UU.

Por otra parte, se verá afectado el reclutamiento de combatientes extranjeros. Abu Omar al-Shishani era fundamental en esta tarea. “Su eliminación afectará negativamente a la capacidad del EI para reclutar combatientes extranjeros, especialmente aquellos que proceden de Chechenia o las regiones del Cáucaso” explica Peter Cook. El ex Ministro de Guerra era de origen soviético.

De Georgia a Estado Islámico

Abu Omar al-Shishani exhibió superioridad estratégica y táctica que deriva de su formación con fuerzas especiales de EE.UU. Eso según publica el sitio ‘Business Insider’. “Fue un soldado perfecto desde el primer día y todos sabíamos que era una estrella. Todos fuimos entrenados por las unidades especiales de EE.UU. y él era el alumno estrella”. Así comentó uno de sus excompañeros en el ejército georgiano, en el que sirvió entre 2006 y 2010. En 2008, Abu Omar al-Shishani combatió contra las fuerzas rusas en el conflicto de Osetia del Sur.

Rusia sofocó la insurrección en Osetia. Alejado del ejército, ‘Omar el Checheno’ se sumó a las filas del EI, en el que destacó por su entrenamiento. Su especialización en la guerra insurgente le convirtió en un miembro fundamental del grupo terrorista EI. “Shishani es único entre los comandantes del EI”, según Daveed Gartenstein-Ross, de la Fundación para la Defensa de las Democracias. La importancia que alcanzó ‘Omar el Checheno’,  Abu Omar al-Shishani, fue tan alta que se convirtió en cara visible. A rostro descubierto fue rostro símbolo de la celebración de éxitos militares de EI tanto en Siria como en Irak.

 

Comments

comments