Actualidad

La araña de rincón aumenta presencia este verano.

Debido al calor y cantidad de alimentos, se estima un fuerte aumento de esta peligrosa araña.


La araña de rincón está en todo Chile, es tímida, de hábitos nocturnos, le teme mucho a la luz, por lo que es muy difícil verla en el día y por ello es desconocida para la mayoría de las personas.

Las arañas de rincón viven detrás de los cuadros, en rincones oscuros, en muros divisorios y entretechos, tejiendo una tela desordenada, en donde vive y devora su alimento. Su depredador natural es la araña tigre, de cuerpo más pequeño y largas patas atigradas.

Las arañas son animales depredatorios, por lo tanto activamente cazan su alimento. Lo importante de esto es que la araña durante la noche abandona su tela en busca de alimento, y al ser sorprendida por la luz del día o alguna luz artificial busca rápidamente refugio en el primer lugar oscuro que encuentra (por ejemplo: ropa colgada en la pared, toallas, zapatos, camas, etc.).

La mayoría de las mordeduras ocurren dentro del hogar y en las horas de la noche, siendo el dormitorio el lugar más frecuente. La araña del rincón no es agresiva, sino que muerde sólo en defensa propia cuando es molestada o se siente amenazada.

La mordedura de la araña de rincón se caracteriza por una brusca sensación punzante en la piel, seguida de un dolor intenso de la zona y aumento de volumen. En general no se observa en el momento una lesión local, pero en las primeras horas rápidamente se pone la piel enrojecida, que dentro del primer día cambia a un color violeta, llegando después a un color casi negro.

Respecto al tratamiento hay alternativas, en general lo importante es la consulta inmediata del paciente, lo que permite utilizar las herramientas médicas antes que el daño se haya producido. Acuda lo antes posible a un centro asistencial y en lo posible lleve la araña dentro de un frasco o tarro, viva o muerta.

Lo más importante es la prevención y para ello hay que mantener la casa limpia, especialmente detrás de cuadros y muebles, hay que revisar la cama antes de acostarnos y mantenerlas lejos de los muros, hacer ruido antes de entrar a alguna habitación oscura y sucia, agitar nuestros zapatos antes de colocarlos, en resumen, tenemos que darle la oportunidad de que escape de nosotros y si es posible evitar que viva dentro de la casa.

Comments

comments